Escrito por Hermann Linden

Licenciado en ciencias de la Comunicación, con especialidad en medios masivos. Analista y comentarista político.

Mexicanos, los peores enemigos de México

RECIBE ATLETAS DE TORONTO 2015

 @hermannlinden

Definitivamente estas Olimpiadas no han tenido el mismo “sabor”, les ha faltado mayor presencia mediática y mayor difusión, lo cual le debemos al Sr. Carlos Slim quien les comió el mandado a los de la televisión abierta. Sin embargo, estas justas han dado mucho de qué hablar y las redes sociales se han encargado de difundir los escándalos y de también ser los foros donde se critique y destruya no solo a los atletas y entrenadores de la delegación mexicana sino también al Director de la CONADE.

Llegar a una competencia de nivel olímpico no es cosa fácil y mucho menos sencilla, tener las características físicas, la disciplina, el compromiso y tesón de dedicar tu vida a convertirte en atleta de alto rendimiento, en un país que siendo honestos no apoya de raíz al deporte y mucho menos a disciplinas de carácter olímpico, es una labor titánica, digna de aplausos y coplas.

México ha participado en 23 ediciones de las Olimpiadas y tiene 62 medallas en su haber olímpico; 13 de oro, 21 de plata y 28 de bronce.  Siendo el clavadista Joaquín Capilla, el máximo medallista en la historia olímpica mexicana con 4 preseas; 1 de oro, 1 de plata y 2 de bronce. En solo dos ediciones de los Juegos Olímpicos, nuestro país no obtuvo ninguna medalla,  París 1924, después Ámsterdam 1928 y bueno, lo que va de Río 2016.

Mucho se ha criticado sobre la actuación de la CONADE y de su titular Alfredo Castillo, quien ya se ventaneó en redes sociales “noviando” en Río, y que si a eso le sumamos sus desatinadas y controversiales declaraciones en twitter, las quejas de muchos deportistas de no recibir apoyos económicos o de problemas con sus federaciones, nos da la razón por la cual lo señalen como el “presunto culpable” de la falta de medallas en las presentes competencias.  Lo que sí deja mucho que desear, son los recortes al presupuesto para el deporte, ya que en el 2012 fue de 4 mil millones de pesos y, para 2015, se redujo a 2 mil 800 millones, casi la mitad, y aunque el dinero no haga la felicidad, en el 2012 sí logró la mejor actuación olímpica de los últimos tiempos para México.

Quisiera invitarlo a hacer un sencillo ejercicio, ¿a cuántos atletas de nivel competitivo internacional conoce usted? si es afortunado, conocerá uno o dos, el número de atletas, o de personas que deciden dedicar su vida de lleno al deporte competitivo es muy reducido en nuestro país. Entonces, ¿por qué razón o motivo se desprestigia, critica, pisotea y destruye a los atletas por no ganar una medalla olímpica? Ya dijimos, que en sí llegar a las Olimpiadas es un camino que lleva más de los 4 años de preparación y competencias, así que podríamos decir que el simple hecho de participar debiera ser en sí un sinónimo de orgullo. De antemano sabemos que habrá quien se pueda sentir decepcionado de las malas actuaciones o de no lograr figurar en el medallero, y sí, podríamos aceptar que el objetivo de dicha competencia es ver quién es el mejor del mundo y ello se significa con la medalla de oro al cuello.

El caso de la gimnasta  Alexa Moreno, trascendió a nivel mundial  por el nivel de desaprobación, desprestigio y bullying que los mismos  mexicanos le hicieran en distintas redes sociales, donde de formas crueles y sosas se mofaron de su aspecto y figura al señalar que esta “gorda” o que tiene “cara mexicana”  entre insultos y memes distintos que rápidamente captaron la atención de la prensa internacional y de múltiples defensores también dentro y fuera de México. Cabe comentar que esto lamentablemente, no es sorpresa de nadie, creo que no existe deportista alguno en nuestro país que no sea víctima de críticas crueles tanto a su desempeño, como a su imagen y aunque en otros países, también se pueda acostumbrar criticar a los deportistas por su aspecto, al momento de una competencia como una Olimpiada, todos hacen por unirse a apoyar a su delegación, fomentar el nacionalismo y el amor tanto a sus representantes como a su bandera.

Culpables podemos encontrar en cada oficina y en cada federación de Latinoamérica; faltas de apoyos económicos,  las sufren la mayoría de los atletas al sur de Estados Unidos y de muchas otras regiones del mundo; pero lo que solo pasa en México, es que los mismos mexicanos, estemos en contra de nuestros atletas; burlarse, desprestigiar su esfuerzo, no valorar sus sacrificios y no aplaudir sus logros, no solo es injusto, es penoso y doloroso. Queremos un país campeón, empecemos por ser un pueblo que críe campeones y no que los destruya.

Escrito por Hermann Linden

Licenciado en ciencias de la Comunicación, con especialidad en medios masivos. Analista y comentarista político.

Un Comentario en “Mexicanos, los peores enemigos de México”

  1. fernando Villalobos

    Saludos como comentario empieza muy bien el análisis pero después ahora si como se dice no confundamos la magnesia con la gimnasia. Las criticas a la CONADE mas que merecidas. Las Criticas a Alexa no fueron por su desempeño olímpico sino por su aspecto. Lo que nos lleva a analizar un evidente machismo enraizado, no solo en Mexico sino en el mundo donde nada tiene que ver el deporte. El titulo aunque provocativo esta totalmente fuera de contexto. Vayamos a la historia cuantos países pobres (Mexico incluido) tienen medallas olímpicas o destacan en el olimpismo, pocos muy pocos. El deporte debe ser una política publica actualmente olvidada por estos gobiernos concentrados en robar. Ejemplos como Cuba destacan, donde los deportistas tienen sus medios asegurados, casa, salario, salud etc. En Mexico 80% de los mexicanos se preocupan por el sustento, 60% en extrema pobreza. Deportes? Nombre lo que necesitan son tortillas, un techo, trabajo, doctores etc. 20% a 30 % restante esta entre vulnerable y muy vulnerable de volverse pobre. Y no, los mexicanos somos hermanos, nos apoyamos, nos queremos, no somos enemigos, nos gusta cuando alguien brilla. No dividamos, unamos, aceptemos criticas y construyamos juntos.

    Reply

Deja una respuesta

  • (will not be published)