Escrito por Lecturas Politicas

Prestaciones no reconocidas y manejo irresponsable de anterior rector, causan déficit en la UJED: Solís

Al 31 de diciembre de 2019 la Universidad Juárez del Estado de Durango presenta un déficit de 200 millones de pesos. El presupuesto para 2020 es de 1,641 millones, cifra insuficiente para poder hacer frente a las peticiones de un aumento del 15 por ciento, como lo solicitan los sindicatos en el proceso de la revisión contractual respectiva; además, este año la Federación no autorizó incremento en prestaciones ligadas y no ligadas al salario.

A unas horas de que se venza el plazo para conjurar o estallar una huelga, acompañado del tesorero de la máxima casa de estudios, Fortunato Rodríguez Acosta, el guía universitario, M. A. Rubén Solís Ríos, ofreció una rueda de prensa donde resaltó que en la UJED desde hace varios años se cuenta con prestaciones que no están reconocidas por la Secretaría de Educación Pública, y esto, aunado a un manejo irresponsable de la anterior administración, ha incrementado el déficit de la institución.

En ese marco, Solís Ríos detalló que el año pasado se firmó un convenio entre los Gobiernos Federal, Estatal y la UJED donde dentro de sus cláusulas menciona que las partes se comprometen a cero incrementos en prestaciones ligadas y no ligadas al salario.

Agregó que, en otra parte del documento, el Gobierno del Estado se compromete a incrementar su aportación a esta Universidad en 5 puntos, sin embargo, señaló que este convenio se firmó después de que fuera aprobado en el Congreso el presupuesto estatal.

Dijo que los universitarios “… estamos seguros de que el gobernador, Dr. José Rosas Aispuro Torres, buscará los mecanismos para apoyar a la Universidad, sin embargo, aún no contamos con esa cifra…”, lamentó.

Por lo tanto, aseguró, “… la actual revisión contractual está supeditada a los recursos ya convenidos y por ningún motivo podemos excedernos o rebasar los topes, porque no hay una bolsa financiera que nos apoye para soportar los aumentos no autorizados por la Secretaría de Educación Pública”.

El rector explicó que la Universidad sólo recibe recursos a través de los subsidios que otorgan los Gobiernos Federal y Estatal, por lo que, en aras de una mayor transparencia y claridad en su aplicación, la institución se ha reordenado para tener una mejor operatividad.

Asimismo, Solís Ríos pidió a los universitarios “… que seamos conscientes de la situación nacional por la que atravesamos las universidades públicas, y no perdamos lo que con tanto esfuerzo y trabajo en conjunto hemos logrado hasta ahora. Somos la máxima casa de estudios en Durango y esto conlleva un gran compromiso con la sociedad. Somos el motor de la educación superior en el estado y por décadas hemos formado profesionistas íntegros, capaces de transformar el contexto socioeconómico de la entidad…”, enfatizó.

Por su parte, Rodríguez Acosta se sumó al llamado del Rector a la comunidad universitaria y apeló a la buena conciencia de todos los universitarios en su legítimo derecho de plantear sus peticiones en cuanto al incremento salarial, y enfatizó que desde 2018 existe un déficit de 80 millones de pesos, sin embargo, en 2019 se acumularon 120 millones más para llegar a los 200 millones al cierre del año.

Dijo que este déficit no se puede ignorar, pues a finales del año pasado la Universidad se enfrentó al problema del pago de aguinaldos. En ese caso la Federación envió 76 millones de pesos y la erogación fue por 240 millones.

Escrito por Lecturas Politicas

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)