Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Regidores independientes en Durango

los magistrados les dieron la razón a los candidatos independientes respecto de su pretensión de ser tomados en cuenta para la asignación de regidurías de RP.

Foto del portal de Noticieros Garza Limón

Juan Francisco Arroyo, aspira ser candidato a presidente municipal de Durango por la vía independiente.

La Sala Regional Monterrey del Tribunal electoral del Poder Judicial de la Federación modificó las resoluciones del Tribunal Electoral del Estado de Nuevo León (TEENL) en las se les negaba a los candidatos independientes el derecho a participar en la asignación de regidurías de representación proporcional en los ayuntamientos de Apodaca y Guadalupe.

Al resolver los juicios SM-JDC-562/2015 y SM-JDC-563/2015 acumulados, así como SM-JRC-217/2015 y acumulados, presentados por diversos ciudadanos y el Partido Acción Nacional (PAN), los magistrados les dieron la razón a los candidatos independientes respecto de su pretensión de ser tomados en cuenta para la asignación de regidurías de RP.

Contrario a lo sostenido por el tribunal local, los magistrados expusieron que toda restricción a un derecho humano debe responder a una finalidad objetiva y constitucionalmente válida, por lo que solo de esa manera podría justificarse un trato desigual entre los candidatos independientes y los postulados por los partidos políticos. En ese sentido, estimaron que no había una incompatibilidad entre la manera en que se postulan candidatos independientes y el mecanismo para asignar regidurías de representación proporcional.

Con base al criterio de la Sala Superior del máximo órgano jurisdiccional en materia electoral, se concluyó que al no existir una prohibición expresa para que los candidatos independientes accedan a regidurías de representación proporcional, aunado a que las normas relativas a derechos humanos se deben de interpretar favoreciendo en todo tiempo a las personas la protección más amplia, se confirmó que los candidatos independientes gozan de los mismo derechos que los partidos políticos, y por ende a la asignación de regidurías por el principio de representación proporcional. Por tanto, al realizar la nueva asignación de las mismas, en Apodaca obtuvieron una regiduría y para el municipio de Guadalupe dos. Igualmente, la Sala Superior confirmó dicho criterio con la resolución SUP-REC-564/2015.

Con todo lo anteriormente relatado, vemos que nuestra entidad encaja en dicha controversia, pues la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Durango, contempla que solamente se pueden registrar candidaturas independientes a los cargos de mayoría relativa y en el caso de los ayuntamientos solamente les da ese tratamiento al presidente municipal y al síndico, a los regidores los califica como de representación proporcional (Artículo 19.1 LIPE).

En el mismo tenor, la fracción II del artículo 293 del mismo dispositivo legal, señala que los ciudadanos podrán participar como candidatos independientes para los cargos de mayoría relativa de los ayuntamientos y el numeral 2 del mismo precepto, establece la prohibición de postular candidatos independientes por el principio de representación proporcional como sería el caso de los regidores.

Ahora bien, los preceptos anteriormente citados vulneran el artículo 115 Constitucional, relativo a la integración de los ayuntamientos que es con un presidente municipal, un síndico y regidores. Ellos se eligen a través de una planilla y como vemos se atenta a la integración de este órgano colegiado de gobierno del municipio libre, porque en el supuesto que gane un candidato independiente a presidente municipal se cae en un vacío legal en que no gobierne con su planilla de regidores que por derecho le corresponderían o que ingresen al ayuntamiento en caso de haber quedado en segundo o tercer lugar, como fue el caso del municipio de Nuevo León.

Además, la Sala Superior sostuvo que las disposiciones relativas a la exclusión de las candidaturas independientes de la asignación de regidurías por el principio de representación proporcional vulneran el derecho de acceso a los cargos púbicos en condiciones de igualdad, el carácter igualitario del voto, y además contravienen las finalidades del principio de representación proporcional.

Con este precedente, tanto Juan Francisco Arroyo Herrera como Ignacio Aguado Hernández, que no solo han levantado la mano para competir de manera independiente para la presidencia municipal de Durango sino que además han comenzado a dialogar con actores de la sociedad civil para integrar sus respectivas planillas, pueden hacerlo ya con la certeza de que correrán con éxito si es que tienen que verse en la necesidad de acudir a los tribunales. Esperemos primero para ver si logran el registro ante la autoridad electoral pues requieren de un promedio de 15 mil firmas de respaldo ciudadano, repartidas en la mitad de las secciones electorales del municipio de Durango.

@MtroDelaRosa

lecturaspoliticas.com

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)