Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Reinó la trapacería electoral

Hoy a las 11:59 de la noche terminan las campañas electorales, durante estos 90 días se siguieron presentando prácticas de trapacería electoral a los ojos de la autoridad, quien fue omisa y fingió demencia para generar condiciones de equidad en la contienda. ¿Qué actos ilegales se cometieron? Veamos:

1. Los concesionarios de los medios masivos de comunicación siguieron comercializando las entrevistas y cápsulas informativas en sus noticieros, a pesar de que la Constitución prohíbe la adquisición de cobertura informativa y además, el espíritu de la reforma electoral de 2014 estableció que se les debe dar igualdad de oportunidades a todos los candidatos en los medios electrónicos. Esto es preocupante porque hay una televisora que cobraba cinco mil pesos el minuto por entrevista y tenía que ser mínimo un espacio de cinco minutos, en cuya contratación no media una factura y queda la duda de la procedencia del recurso. Esto lo podemos comprobar en que todos los espacios informativos de radio y televisión no dieron el mismo trato a candidatos del PES, Verde y Panal. Como podemos apreciar el monitoreo es una falacia y las autoridades electorales no hacen nada al respecto para no echarse de enemigos a los concesionarios.

2. Aunque el PRI y su dirigente estatal se muerdan la lengua al denunciar la intervención de los aparatos oficiales en las campañas que encabeza el PAN, vemos que el clientelismo electoral sigue siendo una constante y lo peor, es que la FEPADE nomás es una figura de ornato y más en estos tiempos en que los delitos electorales no son considerados como delitos graves, por lo que los “mapaches” actúan con más libertad sin la incertidumbre de pisar la cárcel.

3. El modelo regulatorio de las encuestas fue rebasado, además de que proliferaron estudios de opinión, los partidos políticos los difundieron a través de medios de comunicación del extranjero o bien, a través de las redes sociales.

4. En el mismo tenor se encuentra la fiscalización de gastos de campaña, todos los candidatos reportaron lo que quisieron y a su manera, esto a sabiendas de que el INE no se da a basto de revisar las erogaciones de los más de tres mil candidatos que participan en todo el país.

Si bien ya terminó el proselitismo y de acuerdo a la ley inicia el periodo de reflexión caracterizado por la veda electoral, vamos a observar que es cuando más actividad se presenta en territorio, pues inician los operativos de preparación para asegurar la votación mediante la compra de voto, la retención de credenciales para votar, la entrega masiva de despensas así como el aseguramiento de las casas amigas cercanas a las casillas para que el día de la votación sirvan para la operación menudo y punto de reunión de la movilización de votantes; pero todas estas mañanas terminarán si el próximo domingo se desborda la participación ciudadana.

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)