Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Seis meses del gobierno de la alternancia

aispuro y herreraEl gobierno de la alternancia cumple seis meses de haber entrado en vigor. A ese tiempo de distancia se pueden identificar una serie de variables que el gobernador debe tomar en cuenta para no perder su bonus social. ¿Cuáles son? Veamos:

  1. La gente comienza a desesperarse porque no ve claridad con el cumplimiento de las dos principales de su campaña como fueron el castigo a los corruptos de los últimos dos sexenios, así como el cambio de rector de la UJED a guisa de restitución de su autonomía política. Esta tardanza ha dado lugar a especulaciones como la de una alternancia pactada con los que dejaron el poder hace medio año.
  2. Debe poner orden al interior de su gabinete porque no está caminando de manera ordenada, unida y sincronizada. La Coordinación de Gabinete ha caído en duplicidad de funciones con la Secretaría de Gobierno pero además, se ha convertido en inoperante por la gran cantidad de temas que pasan por ahí.
  3. El gobernador tiene que definir la identidad de su gobierno, si es panista, perredista o priista porque ya le está generando conflicto como son los desaguisados cometidos por Marcos Cruz, Elizondo, Castañeda, Quiñonez Ruiz y Alanís Quiñones. Esto es un saldo de la alternancia pues luego de tener gobiernos verticales, se dio paso a uno horizontal que escapa a la costumbre política de la entidad.
  4. Mejorar su comunicación política, que no basta con tener contacto directo con la gente sino en no seguir el mismo molde de su antecesor en difundir el mismo boletín o cápsula en todos los medios de comunicación o en darle auge a encuestas de popularidad de dudosa procedencia metodológica.

A la par de estas variables, los saldos han sido buenos sobretodo en la correlación de fuerzas como es en el Congreso del Estado en donde la mayoría priista ha permitido la existencia de una auténtica separación de poderes y la actitud de José Ramón Enríquez ha permitido que el gobernador no tenga injerencia en el quehacer del ayuntamiento como se estilaba en el antiguo régimen; aquí lo extraño es que tanto el alcalde capitalino como el gobernador provienen de la misma alianza electoral.

Aispuro pide paciencia, aún le queda bastante tiempo por delante, ya ha buscado construir una obra sello de su gobierno como pudiera ser el puerto de gran calado que pese a que se va a hacer en Mazatlán, se apropió de la gestoría por los beneficios comerciales que traerá para Durango y además asegura que sigue revisando la administración para fincar responsabilidades, solo debe tener muy en cuenta la frase de Silerio Esparza “en los sexenios los días son largos y los años cortos”.

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)