Escrito por Raúl González Rodríguez

Psicólogo Clínico. Articulista de El Sol de Durango.

Sólo falta por definirse la izquierda

Soy un convencido de que la vida pública necesita oxigenación. La política requiere imperantemente de renovación, pues todo lo que no se renueva está condenado a morir. Al igual que muchos ciudadanos, consideraba era el momento para que, en Durango, al menos en las candidaturas a la alcaldía de la capital, hubiese rostros nuevos en las boletas. Por ello, me entusiasmaban participaciones como la de Nacho Aguado en la contienda interna de MORENA o la de Claudia Hernández o el mismo Toño Ochoa en la del PAN. Sin embargo, al final, tendremos los mismos perfiles de siempre para elegir.

 

Mientras el PAN y el PRI ya tienen definidos a sus candidatos, fiel a su costumbre, la izquierda aún no termina por ponerse de acuerdo. Están sometiendo a sus cuadros a un desgaste innecesario pues, aunque se comenta que aún no hay nada para nadie, en los hechos todas las señales van dirigidas a que Gonzalo Yáñez se alzará con la candidatura común. Él sabe que esta es quizá, la última oportunidad que tiene para poder contender de manera real por la gubernatura en el 2022.

 

Los grupos de MORENA están escindidos, y será difícil creer que, en el determinado caso de que la candidatura común sea para el PT en la capital, el grupo que encabeza Otniel García Navarro se quede de brazos cruzados, ya que esta sería la segunda ocasión en que Gonzalo lo desplazaría. Por otra parte, la manera en la que borraron del mapa a José Ramón Enríquez Herrera y a Héctor Vela Valenzuela, fue por demás perversa, Desplantes de ese tipo se podrán perdonar con el tiempo, pero nunca se olvidan.

 

Históricamente ha sido difícil construir acuerdos dentro de la izquierda, en esta ocasión se antoja más complejo, pues más que simples desplazamientos, la mala conducción política de MORENA ha terminado por propinar grandes heridas narcisistas, tanto a los fundadores como a los que se incorporaron una vez vieron el inminente triunfo de AMLO.

 

Quizá la confianza de contar con el gobierno federal, aunque la mayoría de las delegaciones siguen, sorprendentemente, estando en manos de los antagónicos, sumado a la buena calificación que tiene a poco más de cien días de gobierno Andrés Manuel López Obrador, les haya generado miopía, porque la alcaldía no es un cheque en blanco, toda vez que Durango sigue siendo ajeno a la cuarta transformación.

 

EN EL TINTERO… Sofi Durán ha sido el rostro más amable del gobierno de Aispuro. Su incorporación en la política ha sido muy bien recibida. En su calidad de mujer joven, tiene una gran oportunidad para llegar como regidora en el próximo cabildo si entra en las primeras cinco posiciones en la planilla de Jorge Salum… Mismo caso para Karla Ibañez, directora de la casa de la cultura que ha hecho un trabajo excepcional, leal al mandatario estatal y mujer de carácter y resultados es de los perfiles de los que precisa el ayuntamiento… En el caso del PRI, la primera posición debe de tenerla asegurada la dirigente de la CNOP municipal Daniela Soto, es momento de arrebatar si es necesario… El Hospital de Salud Mental “Dr. Miguel Vallebueno” celebró su trigésimo tercer aniversario. Poco qué celebrar, las personas con enfermedades mentales poco importan a las autoridades, por desgracia, la salud mental sigue siendo el “patio trasero” de los servicios de salud. @raulgonzalezr

Escrito por Raúl González Rodríguez

Psicólogo Clínico. Articulista de El Sol de Durango.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)