Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Todo indica que Erasmo se queda

Con esa falta de acuerdos el único beneficiado es Erasmo, le saca provecho a que los grupos estén a favor de nada y en contra de todo.

img_6472.jpg

La falta de acuerdos entre los grupos de interés de la UJED así como la multitud de operadores políticos provenientes de los poderes legalmente constituidos en la entidad, han fortalecido ampliamente a Erasmo Návar García para estirar su mandato en la rectoría, que se antoja tanto que llegue a la conclusión por el que fue elegido mediante funciones de teatro guiñol de Junta Directiva y Consejo Universitario.

Si hacemos una cronología de los desaguisados, encontraremos que primero los grupos antagónicos exigían la renuncia del Secretario General por ser medio hermano de Rafael Herrera Piedra y cuando ya estaba sobre la mesa su renuncia, su aceptación fue negada porque un ente sindical tomó las instalaciones del Edificio Central, postergando su permanencia en el cargo, y ahora que ya no está, las mismas personas están inconformes porque la persona quien relevó a Antonio Herrera Díaz no tiene manga ancha para operar al interior de la institución. Con esa falta de acuerdos el único beneficiado es Erasmo, le saca provecho a que los grupos estén a favor de nada y en contra de todo.

Hasta el día de hoy, se ubican como aspirantes a la rectoría de la casa de estudios a los directores de las unidades académicas de Medicina, Contaduría, Matemáticas y Derecho así como a tres docentes como Enrique Leal Maturino, Ernesto Aguilar y Rubén Solís; de los corrillos políticos mencionan a los magistrados Esteban Calderón y José de la Luz López Pescador.

¿Los mencionados en el precedente párrafo podrán ponerse de acuerdo y sacar una candidatura de unidad? Lo dudo. Todos quieren ser y se sienten con los méritos suficientes para ocupar la tan vapuleada y desprestigiada silla decimonónica decorada con estilos barrocos y coronada por un par de hipogrifos.

Ahora bien, en el supuesto de que todos los perfiles citados (más los que se acumulen) logren ponerse de acuerdo para transitar rumbo a una elección, surgen los inconvenientes de las dudas e inquietudes sobre el método electivo, en donde los grupos se oponen a la sobrerrepresentación estudiantil y de la clase trabajadora y para lo cual, hay que reformar nuevamente la Ley Orgánica de la UJED y otros, exigen que sea una elección abierta en donde participe toda la comunidad universitaria y no un consejo de notables como proponen otros de acuerdo al modelo de la UNAM. Con esto vuelven los estiras y aflojes.

Hasta donde se sabe, el gobernador le comunicó a los interesados en la deposición del rector, que no se va a meter hasta que todos se pongan de acuerdo, con tal de evitar hacer lo mismo que sus antecesores que unos de manera soterrada y otros de forma abierta y cínica, han intervenido en el quehacer político e institucional de la Universidad Juárez; pero al paso que van, no le va a quedar otra más que entrar de lleno con el perfil que sea afín a su proyecto o dejar que las cosas fluyan hasta que se dé una sucesión natural y es que lamentablemente, ese es el ADN de la Universidad, depender económica y políticamente de quien se ostente como el gobernador del estado.

Escrito por Alberto de la Rosa

Articulista del Periódico Victoria de Durango y estudioso del derecho electoral.

Sin Comentarios

¿Te gusto este artículo? deja un comentario...

Deja una respuesta

  • (will not be published)