Escrito por Alberto de la Rosa

Profesor universitario y estudioso del derecho electoral.

Gubernatura de dos años, ojalá así sea

Iván Gurrola Vega, diputado local por Morena, presentó una iniciativa para homologar la elección de gobernador con la de presidente de la República, lo cual traería como consecuencia que la próxima gubernatura tenga un periodo de dos años.

Dicha iniciativa ha dormido el sueño de los justos en las comisiones legislativas, que bien puede ser por la amarga experiencia acontecida en Baja California con el denominado “Bonillazo” en que la Corte le tuvo que enmendar la plana al Congreso de dicha entidad federativa así como la permanente oposición del presidente estatal del PRI, Luis Enrique Benítez.

Esta posibilidad que fue lanzada desde los sótanos del Bicentenario el pasado fin de semana en un programa de radio, arroja las siguientes lecturas políticas:

En primer término, se reduce el número de aspirantes a participar en los juegos de la sucesión. De la veintena de aspirantes a la gubernatura, muchos se querrán guardar para un periodo más extenso y no someterse solo a dos años de mero trámite, en donde no podrán hacer gran cosa sino solamente algo meramente testimonial.

Quizá los más interesados sean políticos con más historia que futuro, tales como Elizondo, Adrián Alanís o Jorge Mojica, quienes se quedarían con el gusto y honor de haber sido gobernadores aunque fuera por un periodo tan corto; o bien, personajes que quieran jugar el papel de precursores a una transición ya sea a un gobierno que encabece Morena o la alianza de fácto, casi de derecho entre el PRI y el PAN.

En este último escenario se pueden encontrar políticos como Sandra Amaya, que es el cuadro más posicionado de Morena o bien, Carlos Maturino, que fue quien retomó la posibilidad y que además, le ayudaría a su jefe político a tener una salida tersa del poder estatal.

La decisión está en Morena y sus aliados, ellos pueden modificar seriamente el escenario político de la entidad con muchos pros y contras, como reducir el número de elecciones en Durango así como frenar aspiraciones políticas de muchos arribistas y oportunistas de la política. Ojalá que así sea, porque vivimos en un enfrentamiento constante por la frecuencia de los procesos electorales así como el permanente desvío de recursos públicos para las campañas políticas.

Escrito por Alberto de la Rosa

Profesor universitario y estudioso del derecho electoral.

Un Comentario en “Gubernatura de dos años, ojalá así sea”

  1. Juventino Rodarte Solís

    No me convence la gubernatura de dos años porque seis un tiempo perdido de dos años ya que la gestión nomas serviría para detenta un puesto sin trascender. Por otra parte, en la elección siguiente el partido que gane la presidencia podría ganar gubernaturas que conllevaría a ka concentración del poder. Saludos

    Reply

Deja una respuesta

  • (will not be published)